Article image

Errores comunes en el cuidado de la piel

La industria del cuidado de la piel es abrumadora. Créame, no es el único que no sabe por dónde empezar en su viaje hacia el cuidado de la piel. Hay tantas marcas para elegir y debes elegir los productos adecuados para tu tipo de piel. Aprender sobre tu piel puede implicar muchas pruebas y errores. Sin embargo, el ensayo y error no es del todo malo, necesitas conocer tu piel y así podrás aprender. Además, ese es el momento de ver si tienes alguna alergia para poder evitarla en el futuro. Aquí hay algunos pasos que puede seguir para no perder demasiado tiempo y dinero.

Conoce tu tipo de piel

Este es un paso importante para iniciar tu rutina de cuidado de la piel diseñada para ti y solo para ti. Saber qué tipo de piel tienes te ahorra mucho tiempo y dinero. Muchas marcas de cuidado de la piel te brindarán una consulta gratuita para ver qué tipo de piel tienes; piel seca, grasa o mixta. Una vez que confirmes qué tipo de piel eres, podrás comprar los productos que sean mejores para tu tipo de piel. Esto hará que tu vida de compras sea mucho más fácil.

Consulte a un dermatólogo o esteticista

Consultar a un profesional del cuidado de la piel es un paso muy importante, especialmente si tienes piel sensible o propensa al acné. Primero intenta limpiar bien tu piel y cambiar tus hábitos alimenticios para hacer un proceso de eliminación. Si has hecho los deberes tú mismo y nada ha cambiado, consultar a un profesional te dará tranquilidad. Los dermatólogos pueden realizar diagnósticos para ver si tiene condiciones de la piel como eccema o psoriasis y brindarle un plan de acción basado en las necesidades de su piel. En algunos casos, es posible que necesite ayuda médica, como medicamentos para calmar la piel.

Sí, a veces acudir a un dermatólogo es caro y requiere un seguro médico, lo cual es una buena razón para acudir a un esteticista. Puede reservar una consulta con un esteticista a precios económicos. Los esteticistas tienen tantos conocimientos sobre el cuidado de la piel como los dermatólogos, por lo que confiar en ellos no es ningún problema.

Haga una prueba de alergia

Esto se recomienda para todos. Nunca se sabe a qué es alérgico. Algunas alergias realmente pueden arruinar la hermosa apariencia de tu piel. Esto puede descartar muchas posibilidades de lo que podría estar alterando tu piel. La prueba no toma mucho tiempo, la parte de tu cuerpo que se prueba es tu espalda con ciertos productos. En caso de que tengas una mala reacción por algo, la reacción quedará en tu espalda sin que el público la vea. ¡Así que no te avergüences!

Identifica qué tipo de comprador eres

Esto es muy importante. Tienes que preguntarte qué es importante para ti cuando compras. ¿Te importa si la marca es Eco amigable? ¿Vegano? ¿Probado en animales? ¿Te preocupa la belleza limpia? Todo esto se relaciona con tu experiencia de compra, algunas marcas tienen la misma mentalidad que su consumidor. Tendrás que investigar un poco qué marcas te gustarían y tenerlas en cuenta. Si tienes piel sensible o propensa al acné, comprar marcas que tengan ingredientes naturales sería beneficioso para tu régimen de cuidado de la piel.

Mantenlo simple y ahorra dinero

Mantén tu rutina de cuidado de la piel lo más simple posible, no necesitas muchos pasos para lograrlo. Lo esencial debe ser tu limpiador, tónico y humectante. Todo lo que se agrega a esa lista es su rutina semanal de cuidado de la piel que debe realizarse los fines de semana o en las horas libres del trabajo. No hagas demasiados pasos a la vez, irritarás tu piel y harás más daño que bien. La clave aquí es ser amable con tu piel y tomar nota de lo que necesitas a diario. Si tu piel está inflamada, retírate un poco y concéntrate en limpiarla/hidratarla. Esto es muy importante si tienes la piel sensible.

Además, piense en cuánto dinero ahorrará a largo plazo. Piense en cuánto gastaba mensualmente en productos para el cuidado de la piel. Una vez que calcules todos tus gastos, te abrirá los ojos. La industria de la belleza comercializa muchos productos para las mujeres a la vez porque saben que haremos cualquier cosa para tener una piel perfecta. Solo tenga en cuenta lo que necesita y lo que no necesita.

Deja de hurgarte la piel

Es muy tentador reventar un grano o reventar un punto negro, debes recordar que solo estás empeorando las cosas. Mejorar el cuidado de tu piel te llevará más tiempo si te pellizcas la piel. Cuando reventas las espinillas, estás propagando bacterias a tus poros limpios. Esto creará más granos y más cicatrices de acné. Este es un hábito difícil de romper, pero mejorará enormemente tu piel. El objetivo aquí es limitar la cantidad de bacterias que hay en la piel.

¡No olvides tu cuello!

Mientras te concentras en tu cara, ten en cuenta también tu cuello. Tu cuello necesita tantos cuidados como tu cara. Ignorar lo que hay debajo de la cara es una oportunidad para que los rayos UV o los daños en la piel a largo plazo. Al lavarte la cara y humectarte, tu cuello debe ser parte de esa rutina. ¡Solo recuerda que tu cuello es parte de tu cara!

Está bien cometer errores, así aprendemos sobre nosotros mismos y nuestra piel. El cuidado de la piel es un tema difícil porque cada persona es diferente y el cuidado de la piel es más que solo la superficie. Se trata de lo que come, bebe, sus niveles de estrés y su entorno. Una vez que siga estos sencillos pasos, su régimen de cuidado de la piel será menos doloroso para usted.